Saltar al contenido

Mantenimiento de un triciclo

Triciclo bien cuidado

Los triciclos son un producto que se compra con la intención de usarlos durante mucho tiempo, lo ideal es comprar uno y que no haya que comprar más. Esto es posible si tenemos un mantenimiento idóneo de nuestro triciclo.

En Triciclos.website te enseñamos los puntos más fuertes que debes tener en cuenta a la hora de cuidar tu triciclo, y como debes hacerlo.

Guía paso a paso de como mantener y cuidar un triciclo

La vida útil de un triciclo depende de su uso, del lugar en el que se guarde, del mantenimiento periódico que se le haga de las inspecciones y de la limpieza.

Mantenimiento periódico

Antes de cada vez que lo utilicemos:

  • Revisa el estado de las ruedas y límpialas. Si es necesario cambie las ruedas.
  • Revisa la presión de aire existente en las ruedas, ínflalas si es necesario. Este proceso paso solo debe realizarse si son ruedas de aire.
  • Revisa que las palancas, tornillos y botones están bien apretados y fijos.
  • Comprueba si los frenos se encuentran en buen estado, y acomódalos si fuese necesario.
  • Comprueba el estado de la carretera por donde va a circular el triciclo.
  • Revisa toda la estructura del triciclo: Limpieza, rupturas o imperfecciones de la estructura…
  • Revisa las luces delanteras y trasera, en caso de que el triciclo las incluya.

Cada dos meses:

  • Lubrica las marchas y la palanca de freno.
  • Ajusta toda la estructura del triciclo.

Anualmente:

  • Revisión completa
  • Desinfección con lejía
  • Limpieza de los rodamientos de las ruedas.

Mantenimiento periódico para triciclos eléctricos

Antes de cada utilización:

  • Revisa la batería. Enciéndela y apágala y comprueba que el botón LED se enciende correctamente.
  • Comprueba si la batería está cargada. De no estarlo apaga el sistema y carga la batería. ¡No querrás quedarte tirado!
  • Revisa que la batería se encuentre bien colocada dentro de la carcasa para que no vaya dando golpes.
  • Revisa que los cables no están retorcidos ni deteriorados.

Cada dos meses:

  • Revisa que no exista suciedad ni en la batería ni en su carcasa.
  • Engrasa todos los engranajes, marchas y demás piezas.

Cada seis meses:

  • Revisa que el cargador del triciclo eléctrico funciona bien.

Almacenamiento de un triciclo

Los triciclos deben mantenerse en un lugar seco entre los 5ºC y los 41ºC, y la humedad del aire debe estar entre el 30% y el 70%. Siempre que vayas a guardar o almacenar un triciclo, recubrelo adecuadamente para protegerlo de golpes o de arena, polvo… Almacena todo de forma distendida, las partes no deben quedar muy apretadas dentro de la caja de embalaje o pueden sufrir daños.

Si se trata de un triciclo eléctrico revisa siempre que los cables no quedan doblado o aplastados, y desconecta el enchufe del cargadora de la batería.

¡Ten cuidado con la batería del triciclos eléctrico!

Si la batería no se usa puede descargarse del todo y quedarse inservible. Recomendamos quitar la batería del triciclo eléctrico y guardarla en un lugar cerrado. Consejos para cuando guardes la batería:

  • No guardes la batería cerca de algún objeto que pueda hacer cortocircuito con los polos.
  • La temperatura idónea para almacenar baterías es de 20ºC, aunque pueden soportar entre los -20ºC y los 40ºC.
  • Asegúrate de que la batería no recibe luz del sol.

Cuidados de un triciclo

Para la limpieza de un triciclo puedes consultar nuestro post ¿como limpiar un triciclo?

Engrasado de la cadena

Coge un paño y aplica un poco de grasa, con el paño en la mano agarra la parte de abajo de la cadena. Mueve el pedal hacia atrás con la otra mano. Aplica un poco de lubricante en la parte de abajo de la cadenas y mueve el pedal varias veces hasta que toda la cadena quede cubierta de lubricante. Para terminar coge un paño seco y limpia el exceso de grasa que haya quedado en la cadena.

Inspecciones periódicas que debe tener un triciclo

Recomendamos una de estas inspecciones de forma anual como mínimo. Así nos aseguraremos de que nuestro triciclo se encuentra en perfecto estado.

  • Comprueba que no existan deformaciones en ninguna de las piezas o esqueleto del triciclo.
  • Comprueba el estado de la pintura.
  • Comprueba si las ruedas giran con fluidez.
  • Comprueba el sistema de marchas y de frenos.
  • Revisa todos los tornillos.
  • Comprueba que el sillín o el manillar no esta bloqueado o deformado.

¡Con todos estos pasos tanto tu hijo como los hijos de tu hijo podrán utilizar el mismo triciclo!